Formas del taladro

 

Un taladro consiste en un mango y una cabeza. El mango dirige la cabeza del taladro que arranca virutas. Lubricantes refrigerantes normalmente reducen el rozamiento y el calor que está causado por el proceso del taladro. Eso asegura un uso más largo del taladro. Para los materiales diferentes hay también lubricantes refrigerantes particulares para cada tipo. En el ámbito industrial hoy en día muchas veces se utiliza el labrado seco.

 

Los diferentes tipos de taladros son, entre otros, los siguientes:

  • El taladro de madera: en su centro tiene una pequeña púa para la centralización y es de una aleación de cromo y vanadio
  • El taladro de clavo: sirve normalmente para preparar el agujero por un corte más grande en madera, el coste de producción es muy baja
  • El taladro de serpiente: se lo utiliza especialmente para agujeros profundos muy exactos en madera
  • El taladro de espiral: también conocido como taladro de metal, además funciona con madera y plásticos
  • El taladro centrado: tiene una forma muy fina con un mango fuerte, utilizado para barrenar algo
  • El taladro profundo: utilizado para agujeros profundos de cualquier material
  • El taladro de hormigón: para el taladrado en hormigón hay una plaquita de metal sobre cada filo
  • El taladro de láser: es una forma especial del taladrado porque no se produce astillas, el láser calienta el material que después funde

 

contacto